• email
  • print
  • pdf
  • Bookmark and Share

Inversión Extranjera

El Estado Dominicano reconoce la importancia de la inversión extranjera en el crecimiento económico y social de la República Dominicana como fuente de generación de empleos y divisas. Igualmente se rige por el principio de convivencia de inversionistas reconociendo la igualdad de derechos y obligaciones tanto para los nacionales como para los extranjeros en materia de inversión.

Las inversiones extranjeras son reguladas por las disposiciones de La Ley No. 16-95 sobre Inversión Extranjera, promulgada en fecha 20 de noviembre de 1995 (en lo adelante “Ley de Inversión Extranjera”) y su reglamento de aplicación contenido en el Decreto 214-04 de fecha 11 de marzo de 2004 (en lo adelante “Decreto 214-04”).

Inversión Extranjera

La ley define la inversión extranjera como los aportes provenientes del exterior, propiedad de personas físicas nacionales residentes en el exterior, al capital de una empresa que opera en el territorio nacional.

La inversión extranjera puede asumir las siguientes formas:

• Aportes en moneda libremente convertible, canjeada en una entidad bancaria autorizada por el Banco Central (www.bancentral.gov.do).
• Aportes en naturaleza, tales como plantas industriales, maquinarias nuevas y reacondicionadas, equipos nuevos y reacondicionados, repuestos, partes y piezas, materia prima, productos intermedios y bienes finales, así como aportes tecnológicos intangibles (marcas, patentes, asistencia técnica, asistencia gerencial y de franquicias).
• Los instrumentos financieros a los que la Junta Monetaria atribuye la categoría de inversión extranjera, salvo aquellos que sean el producto de aportes o internamiento de una operación de reconversión de deuda externa dominicana.

Destinos de la Inversión Extranjera

La inversión extranjera puede ser realizada en:

• Las inversiones en el capital de una empresa dominicana, incluyendo el establecimiento de sucursales [VER: VEHÍCULOS]. En este caso la inversión debe estar representada en acciones nominativas.
• Las inversiones de bienes inmuebles ubicados en la República Dominicana.
• Las inversiones destinadas a la adquisición de activos financieros, de conformidad con las normas generales que dicten sobre la materia las autoridades monetarias.

Áreas Restringidas

No se permite inversión extranjera en los siguientes renglones, en los cuales la inversión local también se encuentra restringida:

• Disposiciones y desechos de basuras tóxicas, peligrosas o radioactivas no producidas en el país.
• Actividades que afecten la salud pública y el equilibrio del medio ambiente del país, según las normas que rijan en tal sentido.
• Producción de materiales y equipos directamente vinculados a la defensa y seguridad nacionales, salvo autorización expresa del Poder Ejecutivo.

Registro

El Decreto No. 214-04 regula el registro de la inversión extranjera ante el Centro de Exportación e Importación de la Republica Dominicana (CEI-RD). A partir de la entrada en vigor de la Ley de Inversión Extranjera el registro es optativo, no obstante otorga numerosos beneficios para el inversionista.

Conforme el Decreto 214-04, dentro del plazo de ciento ochenta (180) días calendario contados a partir de la fecha de realizada cada inversión en el país, el inversionista extranjero deberá depositar en el CEI-RD su solicitud de registro, debidamente acompañada de las informaciones necesarias para la expedición del certificado de registro. Una vez completada la documentación requerida para fines de registro, el CEI-RD dispondrá de un plazo de quince (15) días laborables para procesarla y emitir el certificado de registro el cual servirá como comprobante de que la inversión ha sido debidamente registrada.

El registro de la inversión extranjera conlleva un costo fijado por el CEI-RD determinado en base al monto de la inversión realizada según establece la siguiente tabla:

 

Monto de la Inversión
 Costo de Servicios
 US$1,000- US$50,000  RD$20,000
 US$50,001- US$300,000  RD$40,000
 US$300,001- US$500,000  RD$50,000
 US$500,001- US$1,000,000  RD$75,000
 US$1,000,001- US$5,000,000  RD$90,000
 US$5,000,001- US$10,000,000  RD$150,000
 US$10,000,000- en adelante  RD$200,000
 Registro de contratos de transferencia de tecnología  RD$30,000

 

Uno de los beneficios que otorga el registro de la inversión a los extranjeros que invierten un mínimo US$200,000.00 en el país es que podrán favorecerse del programa de permisos de residencia que contempla la agilización y eficacia de los trámites de residencia a las personas relacionadas con inversiones extranjeras. El programa concede a sus beneficiarios un permiso de residencia especial, en un plazo máximo de 45 días, que tenga los mismos efectos y derechos otorgados por la Ley 285-04 de fecha 15 de agosto de 2004 sobre Inmigración.

Remesas de Utilidades y Repatriación de Capital

Todo inversionista extranjera podrá remesar sus utilidades y/o repatriar su capital sin necesidad de autorización previa o requerimiento de registro de la inversión.

El inversionista extranjero tendrá derecho a remesar la totalidad de los beneficios correspondientes a ejercicios fiscales concluidos a partir de la entrada en vigor de la Ley de Inversión Extranjera, así como los dividendos pagados anticipadamente dentro del período fiscal corriente, siempre y cuando cumplan con las obligaciones tributarias correspondientes.

Adicionalmente, el inversionista extranjero podrá remesar al exterior un monto de utilidades que excediere los beneficios correspondientes a su inversión, así como remesar o repatriar su capital cuando venda sus acciones, participaciones o derechos, a inversionistas nacionales o extranjeros, o cuando se produzca la liquidación de la empresa en la cual hubiese realizado su inversión, siempre que haya cumplido con sus obligaciones tributarias.

Los inversionistas que tienen su inversión extranjera registrada tendrán que comunicarse con el CEI-RD dentro de los sesenta (60) días luego de realizada la remesa o repatriación.