• email
  • print
  • pdf
  • Bookmark and Share

Insurance

El sector asegurador de la República Dominicana se ha convertido en uno de los más fuertes de la economía nacional. En los últimos años dicho sector ha experimentado un crecimiento sostenido. Desde 1998 las compañías aseguradoras han cuadruplicado sus operaciones, registrando en 1998 un volumen de operaciones de RD$3,879 millones y terminando el 2002 con RD$7,971 millones. Para el 2003 la tasa de crecimiento del sector ascendió a un 16%, habiéndose registrado un volumen de operaciones de RD$9,252 millones.

En los años 2004-2007, las condiciones económicas favorables permitieron que  las aseguradoras consiguieran superar los efectos negativos de la crisis economica del 2003 que llevó a la quiebra a varias de las aseguradoras principales del país (Reporte Especial  Seguros República Dominicana Revisión y Perspectivas de Fitch Ratings). 

Para agosto de 2004 el sector estaba conformado por 25 compañías aseguradoras, de las cuales 3 son extranjeras, y por 4 compañías reaseguradoras.  Para el año 2009 el sector estaba constituido por 32 aseguradoras, una menos que en el período anterior. Existe un elevado nivel de concentración de 6 compañías -Banreservas, Mapfre, Universal, Proseguros, Constitución  y La Colonial, el cual representa para ese año un 85% del total en términos de primas (Reporte Especial Seguros República Dominicana Revisión y Perspectivas ,Fitch Ratings). 

Órgano Regulador

La Superintendencia de Seguros de la República Dominicana (www.superseguro.gov.do), dependencia de la Secretaría de Estado de Finanzas (www.finanzas.gov.do), tiene a su cargo la administración y aplicación del régimen legal de las compañías aseguradoras y reaseguradoras en el país.  

Marco Legal

La Ley No. 146-02 rige todas las operaciones de seguros, reaseguros y fianzas realizadas en la República Dominicana.

Contratos de Seguros

Los contratos de seguros y fianzas y los endosos y renovación de los mismos, deben ser suscritos en la República Dominicana, directamente o a través de intermediarios con aseguradores autorizados para operar en el territorio nacional. Los formatos de los contratos de seguros y fianzas deben ser aprobados por la Superintendencia de Seguros de la República Dominicana (www.superseguro.gov.do) y contener todas las enunciaciones establecidas por la ley.

Ramos de Seguros 

La Ley No. 146-02 clasifica los ramos de seguros en los que pueden operar las aseguradoras y reaseguradoras en:

  • Seguros de personas:
    • Vida individual
    • Vida colectivo
    • Accidentes personales
    • Invalidez
    • Renta vitalicia
    • Salud
    • Otros seguros de personas
  • Seguros generales:
    • Incendio y líneas aliadas, incluyendo pérdidas consecuenciales Quedan comprendidas dentro de la expresión líneas aliadas:
      • Terremoto y/o temblor de tierra
      • Huracán, ciclón, tornado y manga de viento
      • Inundación y/o ras de mar
      • Motín, huelga y daños maliciosos
      • Explosión
      • Daños por naves aéreas y vehículos terrestres
      • Daños por humo
      • Robo con escalamiento y/o violencia
      • Daños por agua accidental
      • Derrumbe de estibas
      • Derrumbe y/o colapso de estructuras
      • Remoción de escombros
      • Naves marítimas
      • Naves aéreas
      • Transporte marítimo
      • Vehículos de motor y responsabilidad civil derivada de dichos vehículos
      • Agrícola y pecuario
      • Responsabilidad civil general
      • Ramos técnicos
      • Otros seguros no incluidos en el ramo de seguros de personas, plan de pensiones y jubilaciones o fianzas
    • Finanzas
      • Fidelidad
      • Fianzas en cumplimiento
      • Otras clases de fianzas no descritas anteriormente

Seguros de Vehículos de Motor

La Ley No. 146-02 exige que toda persona física o moral cuya responsabilidad civil pueda verse comprometida por razón de daños materiales, corporales o morales derivados de los últimos, causados a un tercero por un accidente ocasionado por un vehículo de motor o remolque, está obligado a mantenerlo asegurado como condición para que se permita la circulación de dicho vehículo, bajo una póliza que garantice la responsabilidad antes señalada.

Requisitos de Operación

Las aseguradoras y reaseguradoras que deseen operar como compañía dominicana deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar organizada como compañía por acciones de acuerdo a las leyes de la República Dominicana.
  • Tener como objeto social exclusivo la realización de operaciones de seguros, reaseguros o ambas y otras operaciones relacionadas normalmente con estas actividades.
  • Que de su capital autorizado hayan sido suscritas y pagadas, en efectivo, acciones por un valor no menor de 8.5 millones de pesos oro o el equivalente en pesos oro de 500 mil dólares de los Estados Unidos de América.
  • Que el 51%, como mínimo, de su capital, y de las acciones que ejerzan su gobierno, sean propiedad de personas dominicanas, mediante acciones nominativas. Cuando éstas sean personas morales, no menos del 51% de su capital, y de las acciones que ejerzan el gobierno de dichas personas morales propietarias de las acciones, deben pertenecer a personas físicas dominicanas, mediante acciones nominativas.
  • Que la mayoría de sus directores y funcionarios residan en el país.
  • Que el total de los propietarios de las acciones y sus directores, tengan suficiente solvencia económica y moral, comprobable por la Superintendencia de Seguros de la República Dominicana (www.superseguro.gov.do).
  • Presentar su plan de  negocios proyectado a 1, 5 y 10 años.

Las compañías extranjeras que deseen operar como aseguradoras o reaseguradoras en República Dominicana deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Haberse organizado como compañía por acciones de acuerdo a las leyes de la República Dominicana.

§  Tener oficinas abiertas en la República Dominicana.

§  Tener como objeto social exclusivo la realización de operaciones de seguros, reaseguros o ambas y otras operaciones relacionadas normalmente con estas actividades.

§  Que de su capital autorizado hayan sido suscritas y pagadas, en efectivo, acciones por un valor no menor de 8.5 millones de pesos oro, o el equivalente en pesos oro de 500 mil dólares de los Estados Unidos de América.

§  Que el 51%, como mínimo, de su capital, y de las acciones que ejerzan su gobierno, sean propiedad de personas extranjeras, mediante acciones nominativas. Cuando éstas sean personas morales, no menos del 51% de su capital, y de las acciones que ejerzan el gobierno de dichas personas morales propietarias de las acciones, deben pertenecer a personas físicas extranjeras, mediante acciones nominativas.

§  Estar organizado y operando por más de 5 años, conforme a las leyes de su país de origen.

§  El capital mínimo requerido debe estar radicado y ser mantenido en la República Dominicana.

§  Certificación del organismo gubernamental que tenga a su cargo la supervisión de las operaciones efectuadas por las compañías o sociedades de seguros en su país de origen, la cual acredite que la entidad solicitante está organizada y funciona de acuerdo con las leyes y que está autorizada para efectuar las operaciones correspondientes al ramo de seguros comprendido en la solicitud, debiendo este certificado ser traducido al español.

§  Que el total de los propietarios de las acciones y sus directores, tengan suficiente solvencia económica y moral, comprobable por la Superintendencia de Seguros de la República Dominicana (www.superseguro.gov.do).

§  Presentar su plan de  negocios proyectado a 1, 5 y 10 años.

Reservas

Según las disposiciones de la Ley, los aseguradores y reaseguradores deben constituir distintas clases de reserva, algunas de las cuales dependen de los tipos de seguros que ofrezcan las compañías. Las reservas exigidas por la Ley son:

  • Reservas matemáticas: En el seguro de vida individual equivalen a la diferencia entre el valor actual de las obligaciones del asegurador hacia los asegurados y el valor actual de las obligaciones de los asegurados hacia el asegurador, y su cálculo se efectúa sobre las bases de las primas netas y de acuerdo con el tipo de interés y las tablas de mortalidad utilizadas por el asegurador. Mientras que en los seguros temporales, saldados, prorrogados, rentas vitalicias y ciertas, deben constituirse en base a las primas netas.
  • Reservas de riesgos en curso: Para los contratos de seguro no incluidos en la reserva matemática se calculan en base a la proporción de primas retenidas no devengadas de los seguros y reaseguros en vigor, pero dichas reservas no pueden ser menores que la cantidad que resulte de aplicar los porcentajes que se detallan a continuación sobre el valor de las primas retenidas, netas de cancelaciones o devoluciones, durante el año al cual corresponde la valuación: el 5% para los seguros de transporte de carga en general, el 5% para los seguros colectivos de vida, accidentes personales y de salud, siempre que la prima se cobre por mensualidades, el 40% para los demás seguros y fianzas no especificados anteriormente.
  • Reservas específicas: Deben constituirse al final de cada trimestre, en razón de las obligaciones retenidas pendientes de cumplir por los aseguradores y reaseguradores y cuyas obligaciones provengan de pólizas vencidas, dividendos, siniestros ocurridos y otras indemnizaciones reclamadas y pendientes de pago.
  • Reservas para riesgos catastróficos: Debenconstituirse con un mínimo de  0.5% y un máximo de 5% de las primas netas retenidas en las coberturas del Ramo Incendio y Líneas Aliadas expuestos a pérdidas catastróficas.
  • Reservas de previsión: Deben constituirse con el equivalente al 10% de las cantidades que resulten después de deducir de sus utilidades netas anuales los impuestos correspondientes. Este porcentaje incluye el 5% exigido por el Código de Comercio a las compañías por acciones.

Todas las reservas, a excepción de la reserva específica, pueden invertirse en valores emitidos o garantizados por el Estado Dominicano; instrumentos financieros de fácil liquidez, emitidos y garantizados por las instituciones autorizadas como tal dentro del sistema financiero nacional; inversiones en monedas extranjeras; bienes inmuebles situados en el país; depósitos a plazos en bancos radicados en el país; entre otros. Las reservas específicas deben ser colocadas en instrumentos financieros con cláusulas de recompra inmediata, en certificados de depósitos en bancos radicados en el país, e instrumentos financieros de fácil liquidez, emitidos y garantizados por instituciones autorizadas dentro del sistema financiero nacional.

Fondo de Garantía

Las aseguradoras y reaseguradoras, por disposición legal, deben constituir un fondo especial para garantizar de manera exclusiva las obligaciones que se deriven de los contratos de seguro, reaseguros y fianzas, pero cuyo uso por parte de los beneficiarios está condicionado a la existencia de una sentencia que haya adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.

Competencia

La Ley No. 146-02, a los fines de evitar concentraciones económicas y sus posibles repercusiones sobre la libre competencia, dispone quelos aseguradores, reaseguradores, intermediarios y los ajustadores deben solicitar a la Superintendencia de Seguros de la República Dominicana (www.superseguro.gov.do) autorización para realizar cualquier suscripción o transferencia de acciones. En este sentido, ninguna transferencia o suscripción de acciones por parte de nuevos accionistas de los aseguradores, reaseguradores, intermediarios y los ajustadores, tendrá validez si no hubiere sido aprobada de antemano por la Superintendencia de Seguros de la República Dominicana (www.superseguros.gov.do).

Régimen Fiscal

Conforme al Código Tributario se presume que las compañías de seguros extranjeras, radicadas o no en el país, obtienen un beneficio neto mínimo de fuente dominicana, equivalente al 10% de las primas brutas cobradapor ellas para el seguro o reaseguro de personas, bienes o empresas radicadas en el país, en el entendido de que el concepto de prima bruta cobrada no incluye los impuestos que se tuvieren que pagar por otros conceptos. En adición, son objeto de esta presunción las compañías de seguros nacionales cuando no se pueda determinar su renta neta obtenida.

Las compensaciones por enfermedad o lesión pagaderas en virtud de un seguro de salud o invalidez, así como las sumas recibidas a título de beneficiario de un seguro de vida están exentas del pago de impuestos sobre la renta.

Colaboración de: Mónika Melo